domingo, 25 de octubre de 2015

La Dama de las Camelias - Alejandro Dumas



Título: La Dama de las Camelias
Título original: La Dame aux Camélias
Autor: Alejandro Dumas (hijo)
Género: Realismo
Editorial: Nocturna Ediciones
Traductor: José Manuel Fajardo
Nº páginas: 313
Año: 1848

SinopsisArmand Duval, respetable joven de familia burguesa, se enamora de la cortesana Marguerite Gautier, bella y trágica. No obstante, los convencionalismos sociales y la sombra de la tuberculosis acabarán por conducirles a la senda de las ilusiones perdidas.
A medio camino entre el romanticismo y el realismo, La dama de las camelias inspiró La Traviata, se ha llevado al teatro y al ballet en numerosas ocasiones y sus adaptaciones cinematográficas son constantes (entre otras, la versión libre de Moulin Rouge). En su prefacio, André Maurois indaga también en la vida de Marie Duplessis, la mujer en la que Dumas se inspiró para la protagonista de la novela, que en esta edición va acompañada de ilustraciones.




Novela clásica donde las haya, La Dama de las Camelias es una obra de la que siempre he oído hablar. Es de esas novelas que siempre han estado ahí y no recuerdas bien cuándo fue la primera vez que oíste que las mencionaban. En definitiva, un clásico. 
Creo (a lo mejor la memoria me la está jugando) que esta es la primera novela clásica francesa que leo, y la verdad es que la literatura francesa despierta cierto interés en mí desde hace un par de años. Unas buenas amigas me regalaron este ejemplar y me decidí a leerlo porque sí, porque era un momento tan bueno como cualquier otro para hacerlo. 

A pesar de que he tardado bastante en leerlo, me ha gustado mucho. He tardado porque apenas he tenido tiempo de leer, pero los momentos libres que tenía los empleaba en sumergirme en las páginas de esta novela y disfruté mucho.
No sabría decir exactamente qué es lo que me ha hecho sentir que ha sido una buena lectura. La pluma del autor es excelente y la trama es muy interesante, sobre todo porque refleja muy bien una realidad de la época que, creo, despierta curiosidad en todos, ¿no? París, hombres de gran fortuna, mujeres sumamente elegantes pero con un estilo de vida muy polémico... Sí, ahí quería yo llegar, a una de esas mujeres, en concreto a Marguerite Gautier. 
Me ha parecido un personaje memorable. Ella es la famosa Dama de las Camelias, aunque esa faceta suya no es la más explotada (lo referente a las flores, quiero decir), pero sin duda se trata de algo muy icónico.
Ilustración de los dos protagonistas
¿Por qué me ha gustado este personaje? Pues porque tiene una personalidad muy bien trazada y muy auténtica. Me ha parecido que retrata de forma justa el espíritu de muchas mujeres, tanto de las que había en su época como de las que hay en la nuestra. Quedé totalmente prendada de su forma de hablar. En la novela tiene más de un discurso fascinante. Hace que cuestiones muy complejas se vuelvan sencillas y sean fáciles de entender. Expone la naturaleza de sus sentimientos con precisión pero sin que falten las emociones. 

Hay otros aspectos de la novela que son destacables, como por ejemplo la forma que tiene el autor de denunciar ciertas situaciones sin culpabilizar realmente a nadie, solo a la vida y a la tiranía del destino. Eso me gusta. 
Y, sin duda, hay un factor que hace que esta novela sea especial y atrayente en un sentido difícil de ignorar: en ella, su autor quiso plasmar vivencias personales, propias. Sí, queridos míos, Dumas también tuvo su drama particular con una señorita llamada Marie Duplessis. ¿Fue su historia la misma que la de Armand y Marguerite? Sobre eso, una ya no puede asegurar nada. Aunque yo personalmente pienso que sí. Tal vez haya detalles que fueran pura invención de Dumas, pero creo que, en esencia, la novela es un calco de lo que le pasó a él, o, como mínimo, de cómo percibió él su historia con Marie. 
En cualquier caso, a mí me parece que la novela tiene un cariz muy especial. Trágico y hermoso al mismo tiempo. Hay que saber percibir esos matices que transmiten la agonía, el deseo, la añoranza y el amor que Dumas sintió en algún momento y que le impulsaron a escribir esto, hace ya más de un siglo. 

Es posible que la edición de la novela haya tenido algo que ver con la tan buena impresión que me llevo de ella. Esta edición en particular (Nocturna Ediciones), es muy buena. El interlineado hace que sea una lectura muy ágil y las ilustraciones que acompañan a la narración (SÍ, ILUSTRACIONES, ¿A QUIÉN NO LE GUSTAN LAS ILUSTRACIONES) son un complemento maravilloso que le ha dado a la historia un toque elegante y bonito muy acorde con lo que se cuenta. 
Además, a pie de página encontramos pequeñas anotaciones donde nos aclaran la identidad de algunas personalidades de la época o de algunos sitios que frecuentaba la aristocracia pero que ya no existen hoy en día, lo cual ha sido muy útil. 

Resumiendo, La Dama de las Camelias es una novela entretenida y bonita que despierta la sensibilidad del lector y cuya prosa satisfará a lectores exigentes pero no será un impedimento para quienes lo son menos. Una historia que se balancea en el límite de la ficción y la realidad y que cuenta con lo mejor de ambos aspectos. 



8 comentarios:

  1. Está apuntado porque es un libro al que le tengo ganas
    un beesote

    ResponderEliminar
  2. Hola , yo lo dejo pasar, tengo muchos en espera, yo tambien tengo un blog por si te puedes pasar, ya te sigo y nos leemos;)
    http://estoyentrepaginas.blogspot.com.es/

    ResponderEliminar
  3. Todo un clásico que me hace recordar mi adolescencia. Gracias por tus reseñas en este blog.

    ResponderEliminar
  4. Hola pedazo clásico. No me gustó mucho, pero muchas gracias por la reseña.
    besos

    ResponderEliminar

Cute Bunny 3